fbpx

Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

Aura Ortega

Nuestra alumna de la semana es… Aura, estudiante de 2º de Medicina en la UNAV. Admite que su carrera le apasiona. “No hay nada que me guste más que la Medicina, ¡es mi tema de conversación preferido! Incluso cuando me ofusco, no me veo haciendo otra cosa. Es una carrera larga, la clave es tener motivación y dedicación. Y ponerte retos a corto plazo, no pensar que dura seis años. Disfrutar del proceso, del camino”.

Se le despertó el gusanillo siendo niña, porque sus tíos son médicos y tienen consulta en casa. Ella les veía trabajar y sentía mucha curiosidad. En Bachiller tuvo algunas dudas, porque también le encantaban las Matemáticas y la Física, pero al final se decantó por su primera opción: “Elegí Medicina por el tipo de ayuda que puedes dar a las personas, creo que puedo aportar más de mí misma con esta profesión. Pienso que ser médico es un trabajo, pero también es un estilo de vida. Tienes el conocimiento y por lo tanto la responsabilidad de ayudar a los demás. En la calle, en la familia, en el entorno… Eres médico siempre”. Precisamente por eso este año se ha ofrecido a colaborar en el Mentoring de Medicina, ¡lo suyo es vocacional!

Le atrae de manera especial la Oncología, porque es una especialidad dura, donde siente que puede dar mucho de sí misma. Eso sí, no sabe dónde ejercerá su profesión, en qué ciudad ¡ni en qué país! Porque Aura es muy cosmopolita. Aunque nació en Cartagena, ha vivido casi siempre en el extranjero. Sus padres trabajan en la Comisión Europea, por eso buena parte de su vida ha transcurrido en Bruselas. Ha viajado por muchos lugares del mundo. Esto le ha ayudado a abrir su mente ¡y a socializar! “Me gusta conocer gente diversa y conectar. ¡En Bruselas no tenía dos amig@s de la misma nacionalidad!”

A parte de la Medicina, su gran hobby es la natación: “Aprendí a nadar antes que a andar. Competí muchos años y fui capitana de mi equipo, disfrutaba ayudando a l@s más jóvenes. Para mí el deporte es la forma de que tu cuerpo descanse de verdad. La natación me ha dado herramientas que son esenciales en mi vida: la disciplina, el compromiso (no puedes fallar, ¡eres la capitana!), el manejo del estrés… Llegó un momento en que, si quería dedicarme a la natación, debía invertir el 100% de mi tiempo. Y dejé la competición. ¡Pero nunca dejaré la natación! En Pamplona nado siempre que puedo. No tienes la fuerza que te daba el equipo, pero sí la satisfacción que te produce el deporte”.

Aura es voluntariosa, muy activa, y a veces ¡demasiado ambiciosa con su tiempo! “Me gusta aprovechar bien las horas. Nunca me aburro. El problema es que a veces ¡también hay que dormir!”