Beatriz Rodríguez y Diego Lopez-Davalillo

Hoy en nuestra sección “El alumn@ de la semana” tenemos entrevista doble, o mejor dicho, entrevista “dos en uno”…!! La ocasión merecía una foto en un lugar especial: un rinconcito de Pamplona junto a las murallas, donde destaca la obra del gran artista navarro (y gran Persona) Mikel Belascoain! Porque el Arte es uno de los mejores vehículos de conexión con nuestras emociones. Y esta entrevista va de eso…de conexiones (no sólo humanas, ¡también informáticas!) profundas. 

Bea y Diego, nuestros alumnos de la semana, vivían en Logroño, estudiaban en el mismo Instituto y sus familias se conocían. Incluso tenían una amiga en común. Ambos decidieron estudiar en Pamplona y eligieron la misma residencia. Pero no se habían encontrado. Sus caminos discurrían paralelos y tardaron en cruzarse. Eso sí, cuando lo hicieron fue para no separarse. Como las buenas historias de amor, empezaron por el principio. Primero se conocieron y se hicieron amigos. Después se hicieron muy amigos. Más tarde inseparables. Y luego apareció Cupido… 

Ayer celebraron un año y siete meses de noviazgo, del que hemos sido testigos privilegiados en la residencia. Y para celebrar un día tan especial, con una persona muy especial, Diego quería hacer un regalo muy personal…  Y tras mucho pensarlo, decidió crear una aplicación informática que fuera sólo para ellos dos. Esta aplicación, que sólo ellos comparten, les propone un reto o plan en común para hacer cada día del año. Y una frase inspiradora… Quién hubiera pensado que podía haber romanticismo en la informática…!! Pues sí, eso parece!!!

Supongo que a estas alturas ya has adivinado a qué se dedica Diego… Efectivamente, estudia Telecomunicaciones. Está en tercero y reconoce que la universidad no está siendo un camino de rosas. La carrera es muy dura. Aun y todo, tiene claro que “es lo suyo” y está disfrutando muchísimo. Incluso ya vislumbra lo que hará en el futuro. Se quiere dedicar a la Ciberseguridad!!!

Si su primera pasión son las Telecomunicaciones y la segunda Bea (no necesariamente en ese orden), la tercera es el baloncesto, que practica desde que tenía cuatro años. En Logroño consiguió competir a un nivel bastante alto, ganando con su equipo cinco ligas regionales. Desde que está en Pamplona, juega en el San Ignacio y, por supuesto, ¡en el equipo de la residencia!

A Bea no le gusta mucho el deporte, practicaba frontenis pero lo dejó hace algunos años. Tampoco le atrae el mundo de la informática, está estudiando 3º de ADE. Aunque no lo tenía muy claro al principio, cree que ha elegido bien la carrera. Cuando termine hará un máster para especializarse en un área de la empresa, u opositará, ¡ya se verá! Le gusta mucho el mundo del maquillaje, el cine y las series. Y, por supuesto, Diego! 

A priori son distintos. Diego transmite serenidad y madurez, tiene las ideas bastante claras. Bea es alegre, muy risueña, quizá más indecisa. Pero se miran a los ojos y hay una conexión muy fuerte (cualquier reportero que se precie se daría cuenta… ) . Comparten visión del mundo y hobbies, sobre todo ¡su pasión por la gastronomía! Les encanta probar comidas diferentes. Fruto de esta afición ¡y de los pinitos informáticos de Diego!, ha surgido un proyecto en común: ¡¡la web www.turincondecomidas.es!! Ofrece información sobre restaurantes de Pamplona y Logroño, con sugerencias de platos y pinchos con buena relación calidad-precio. La están haciendo con muy cariño. Es una idea que les motiva mucho, porque puede ser útil a futur@s estudiantes, a l@s que les guste comer bien y a un precio asequible.

¿Qué más podemos decir? Preciosa pareja de amigos, de novios ¡¡¡incluso de emprendedores!!!