Beñat Oyarbide

Beñat, nuestro alumno de la semana, es uno de nuestros donostiarras más jóvenes. Cursa 1º del Doble Grado en Derecho y Relaciones Internacionales en la UNAV. Siempre tuvo claro que estudiaría la carrera fuera de San Sebastián porque, aunque le encanta su ciudad, cree que es muy enriquecedor estudiar fuera de casa. Abre mucho la mente, se amplía el círculo de amig@s, te haces más autónomo… Ya en la ESO tuvo la oportunidad de estar un año en Francia y vio que merecía mucho la pena. Dice que, de su grupo de amigos, quienes están estudiando fuera de Donosti son quienes más están disfrutando.

Pamplona le encanta, “es como Donosti pero sin playa”, y en la residencia se siente muy feliz: “He encontrado buena gente y muy buen ambiente”. Reservó plaza en la residencia antes de verla, porque se la habían recomendado varias personas y además la residencia era mixta. Él siempre ha estudiado en colegios de chicos y chicas, y le parece lo más natural. Después en verano nos visitó con su familia y vio que había acertado con la decisión.

En cuanto a sus estudios, él siempre ha sido “de letras” pero no tenía claro hacia dónde enfocarse. Eligió Derecho porque tiene bastantes aplicaciones y le está gustando la carrera. Con Relaciones Internacionales no lo tiene tan claro… La universidad le parece excelente y el campus precioso. El ritmo de estudio es muy fuerte y hay que hacer trabajos todas las semanas. Está siendo un año intenso y a la vez muy gratificante.

Respecto a sus hobbies, se considera una persona sencilla, le gusta salir con sus amig@s y estar tranquilo. Su gran hobby es el fútbol, tanto practicarlo como verlo. Juega en el equipo de fútbol 7 de la residencia y no pierde oportunidad de echar un partido con los amigos cuando la ocasión se presenta. Como buen donostiarra, ¡¡es un firme seguidor de la Real Sociedad!! Reconoce que tiene simpatía a Osasuna (¡el roce hace el cariño!) y siempre quiere que gane, aunque la Reala ¡siempre será la Reala!

Es una persona familiar, son cinco hermanos y todos se llevan muy bien. Su debilidad son sus dos hermanas pequeñas, doce años menores, que le tienen enamorado. Se considera “muy de aquí”, buena persona, sincero, también reservado y un poco tímido. Es una persona de trato fácil, no tiene problema con nadie. Y damos fe de que es así, Beñat es un chico sencillo, natural y, desde luego, ¡¡¡un buen tipo!!!