Carmen Sánchez

Carmen, nuestra alumna de la semana, viene de Cantabria aunque ¡nadie lo diría!, porque se ha adaptado tan rápido a Pamplona que parece una lugareña más. Su carácter sin duda le ha ayudado, Carmen es pura simpatía y naturalidad!! Estudia 1º de Ingeniería Biomédica en la UPNA, una carrera que se imparte este año por primera vez y que está generando mucha expectación. Su idea inicial era estudiar Medicina, que le encanta, y quedarse en Santander, donde está su familia y su círculo de amig@s, y su equipo de baloncesto, ¡eso también! Pero luego descubrió que empezaba este Grado en Pamplona y decidió arriesgarse. A la pregunta de por qué eligió esta carrera, Carmen responde que, cuando era niña, siempre decía que quería ser «médico mecanico”. No sabía qué le interesaba más, si el funcionamiento del cuerpo humano o la tecnología (reparaciones, inventar cosas, ¡todo eso!). Pensaba que eran dos facetas incompatibles hasta que descubrió ¡Ingeniería Biomédica! A día de hoy está muy contenta, la carrera le apasiona y también Pamplona, que le parece una ciudad “muy cómoda y juvenil para vivir”.

Con respecto a sus aficiones, le encanta el deporte. Comenzó a jugar a baloncesto cuando tenía seis años por casualidad, porque había equipo en el colegio, y desde entonces no ha parado, hasta llegar a jugar en la Selección de Cantabria. Actualmente lo hace en un Club de Pamplona y, cómo no, ¡¡en el equipo de la residencia!! El baloncesto he ha permitido hacer grandes amistades y viajar a muy diversos lugares. Para ella es fácil compaginarlo con los estudios porque el deporte es su «vía de escape». Después de estudiar se va a entrenar y se relaja muchísimo. Quizá sea su truco para estar siempre de tan buen humor!!!