David Suescun

David, nuestro alumno de la semana, tiene muchas facetas. Decidió estudiar Medicina casi a última hora, porque al principio quería dedicarse a las Matemáticas, ¡el mundo de los números le fascina! Después se decantó por Biología, porque le gustan mucho las ciencias y, en particular, la investigación. Luego “le puso ojitos” a la Ingeniería. Sus padres son profesores de Ingeniería en la UNAV y valoró la opción de seguir sus pasos…

Es evidente que en algo se parece a ellos, porque la docencia y la investigación le gustan mucho, de hecho ¡es nuestro profesor en el Mentoring de Medicina de la residencia! Es más, está en segundo curso y ya daba clases a l@s estudiantes de 1º, motu proprio, ¡antes de que organizáramos el Mentoring! Porque le gusta ayudar a los demás y compartir los conocimientos.

La residencia le ha permitido ampliar mucho su círculo de amistades y conocer a mucha gente interesante. Ésta es una de las razones por las que decidió estudiar fuera de su ciudad. En San Sebastián se sentía cómodo, pero estaba muy cerrado al mismo entorno, quería vivir nuevas experiencias y abrir su mundo de relaciones. En este sentido, la universidad y la residencia ¡“han cubierto ampliamente las expectativas”! Se da cuenta de que necesitaba esta apertura, porque es una persona muy independiente, a la que le encanta la soledad. Para él refugiarse en su mundo interior siempre resulta tentador… aunque reconoce que nada le satisface más que disfrutar de una buena conversación, sobre temas profundos, ¡de los que importan!

Tiene un mundo interior muy rico, ¡donde cabe casi todo! Le apasiona leer, desde novela fantástica, hasta policíaca, temas de filosofía, o incluso de ética. También le gusta dibujar. Incluso tiene algún hobby un tanto exótico, como la iconografía, o ¡las cartas del tarot! Le llama la atención el tarot como herramienta para contar historias, le parece un ejercicio de creatividad y ¡ha desarrollado su propio método de interpretación!

No sabe a qué se dedicará en el futuro. Ha descubierto que la Medicina le encanta, ¡que no es poco!, y sabe que necesitará un trabajo que le resulte estimulante. La cirugía y la neurología le atraen mucho, también la investigación. ¡¡Veremos qué pasa!! Es una persona con un amplio horizonte. Inteligente y bastante altruista, reflexivo, buen conversador, con una personalidad muy singular, no le faltará quien le quiera acompañar en el camino!!!