fbpx

Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

Eduardo Cerezo

Eduardo, nuestro alumno de la semana, se quedó prendado de Pamplona cuando vino a la Jornada de Puertas Abiertas de la @unav. Le encantó el campus y también la ciudad, con todas sus zonas verdes. Él es runner desde niño, que salía a correr con su padre, y le parece un lujo recorrer los parques de la ciudad después de la jornada, para evadirse y ¡llenar los pulmones!

La residencia le gustó mucho en cuanto la vio, por la estética y por la independencia que ofrece: “Es el aporte perfecto”. Porque Eduardo es una persona muy responsable y quería una residencia donde poder vivir la experiencia universitaria, regularse él mismo, decidir cuándo salir y cuándo estudiar.

Considera que ha madurado muchísimo desde que dejó su Burgos natal: “No depender de mis padres, aprender el sentido de la libertad con responsabilidad, me ha hecho crecer muchísimo”. También se siente muy agradecido con la residencia porque le ha permitido conocer a personas maravillosas, amistades que perdurarán toda la vida y que son un apoyo importantísimo para él, también cuando los estudios se ponen cuesta arriba.

Hace segundo de Bioquímica, una carrera “que te tiene que apasionar, porque si no es difícil encontrar la motivación. A veces los contenidos no son amenos y la carrera es dura. Hay materias que estudias porque sabes que te servirán en el futuro y apuestas por ello”. Cree que Bioquímica tiene bastantes salidas, a él le atrae mucho la Bioestadística, el análisis de datos aplicados a la investigación. Le gusta mucho el mundo de la empresa, ¡más que el del laboratorio!

Cuando no estudia, le encanta compartir el tiempo con las amistades que ha forjado en Pamplona: “Son lo mejor que me llevo”. Porque Eduardo es una persona muy leal, paciente y muy amigo de sus amig@s. Lo que más valora de las personas es la constancia y la capacidad de esfuerzo, darlo todo en el día a día. Basta conocerlo para comprobarlo!!