Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

Guillermo Gracia

Guillermo, nuestro alumno de la semana, decidió que sería periodista cuando conoció a Toni.
Sí, a Toni, ¡el personaje de la serie “Cuéntame”! Guillermo pensaba: “Yo quiero ser como él”. Y
fue así como decidió estudiar Periodismo. Eso sí, haciendo las prácticas este verano en un
periódico de Soria ha comprendido que lo suyo no es ser reportero, por el nivel de dedicación
y la falta de horarios. Quiere centrarse en la comunicación corporativa. Porque le atrae mucho
más. Y porque en el futuro quiere un trabajo que pueda conciliar con su vida personal. Le
gustaría formar una familia y dedicarle tiempo. En su segundo año de carrera ¡¡tiene ya las
ideas bastante claras!!

También le gustaría trabajar en USA, porque se considera un enamorado de la cultura y la
sociedad norteamericana. Él es una persona muy independiente y cuando ha estado en USA se
ha sentido muy identificado con el planteamiento de vida de los jóvenes. Estudian y trabajan,
pronto se emancipan, “se buscan la vida”. Como él dice “mi gran sueño, ¡es el sueño
americano!”. Hasta que pueda hacerlo realidad, intenta empaparse todo lo posible de sus
costumbres, en parte a través de las series de televisión, que es uno de sus grandes hobbies.
Le encantan las series norteamericanas, pero también las españolas, alemanas o polacas, ¡sin
cierre de fronteras!

De hecho tiene un blog desde que trabajó en el periódico de su región sobre series de
televisión. Cuando lo inició, se convirtió en trending topic. Y lo mismo pasó con su segundo
artículo, y con su tercero… Al acabar las prácticas le pidieron que siguiera encargándose del
blog. Y ha seguido. Porque disfruta mucho y porque le resulta sencillo: “Es fácil conectar. Basta
con escribir sobre lo que le interesa a la gente, no hay más secretos”. Considera que la
profesión de periodista es vocacional: “Hay que tirar de garra y corazón, hacerlo por pasión, no
por dinero, porque hoy en día es un ámbito laboral muy inseguro”.

Desde luego a él pasiones no le faltan. Otra de ellas es el fútbol: “Conozco todos los jugadores
de todos los equipos de las grandes ligas. Tengo memoria fotográfica y se me quedan los datos
en la cabeza ¡hasta sus medias!” Ha practicado muchos deportes: por supuesto fútbol pero
también tenis, baloncesto, ciclismo, golf, bádminton… incluso fútbol americano ¡que le
destrozó el cuerpo! Este año está volcado en la natación porque le parece el deporte “más
seguro en tiempos de Covid”.

Reconoce que su adaptación en Pamplona no fue fácil, porque es bastante tímido y reservado.
Pero este segundo año se siente ¡¡“ultramegafeliz”!! “Me encanta la ciudad, es perfecta para
mí. Es muy acogedora. Tengo mucha suerte”. Al preguntarle por el carácter cerrado de la gente
del norte él responde: “Yo me siento muy cómodo con las personas de Pamplona. Quizá sea
porque cuando un cerrado se junta con otro cerrado ¡se abren! No queda otra”.

Se considera una persona un poco despistada, pasa mucho tiempo en su mundo. También es
muy buen comunicador y muy natural, ¡pura espontaneidad! Y sensible. Echa de menos a su
perro Seldom porque es un apoyo importantísimo para él: “Siempre sabe lo que necesito.
Cuando estoy triste, aparece con el juguete en la boca para animarme. Y cuando estoy
cabreado ¡se va corriendo para que no le salpique! Es uno de mis mejores amigos, sé que no
me fallará nunca. Y el alma de la familia”.