fbpx

Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

José Javier Ramírez

A José Javier, nuestro alumno de la semana, le costó elegir la carrera. ¡No se decidía! En los test de compatibilidad que le hizo la UNAV cuando visitó su colegio, le aseguraron, con un 100% de probabilidad, que su carrera ideal  era Filosofía, Política y Economía. No hizo mucho caso al consejo… Y decidió hacer el Doble Grado en Derecho y Relaciones internacionales. Proviene de una familia de abogad@s y siempre se ha sentido atraído por ese campo. Además le encantan los idiomas y viajar. El Doble Grado incluye una estancia en Washington, China y Jerusalén y dos intercambios. Le parece un Doble Grado muy completo y que puede enriquecerle mucho.

De momento está muy contento con la carrera. Eso sí, los inicios han sido duros: “El primer día nos encargaron seis trabajos en cuatro horas de clase”. Él es muy autoexigente, así que el primer semestre lo ha pasado estudiando. Cuando hizo balance, se dio cuenta de que había sido un gran semestre académicamente. Pero ¡no había socializado nada! Así que después ha intentado compaginar mejor su vida académica y personal. 

No nos extraña que ande escaso de tiempo libre. Porque José Javier es una persona muy motivada y con inquietudes diversas. Le encanta escribir disertaciones y ensayos, ¡incluso ha escrito un libro!, una réplica de La Celestina en versión moderna. También le gusta conversar y leer novela histórica, y libros de Desarrollo personal y de Filosofía Política. Es muy participativo, se involucra en todo lo que le gusta ¡que son muchas cosas! Está en el Innovation Club de la UNAV, porque quiere aprender sobre emprendimiento: “Me apunté para dejar de pensar tanto ¡y actuar más!”. También pertenece a la Asociación Equipo Europa, que promueve la participación juvenil. Forma parte del Comité de Estudiantes de la universidad, ¡y del Comité de la residencia! Ah, y está en el Comité de Simulación de juicios de la UNAV, de momento como secretario, ¡porque no le dejan más!, ya que aún está en primero de carrera.

Adaptarse a la ciudad le ha costado, porque el cambio ha sido grande. ¡Viene de Canarias! Superado el choque inicial, dice que Pamplona le encanta. Le gusta mucho recorrerla en bicicleta, a pesar de que los primeros paseos no fueron precisamente idílicos: “Tengo muy mala orientación. La primera vez que fui a la universidad en bicicleta tardé dos horas y media… Al día siguiente, casi llego tarde a un examen. Luego no recordaba dónde la había aparcado. ¡Era fácil superar mis tiempos! Ahora tardo diez minutos”.

Esperamos contar con José Javier y su bici muchos años. Es de esos estudiantes colaborativos e implicados que no pasan desapercibidos. Y que aportan mucho.