Lucía Gómez de Segura

Suele decirse que no existe la casualidad, sino la “causalidad”, y la causa de que Lucía aterrizara en nuestra residencia fue su padre, Ricardo, un simpático estellés (localidad de la zona media de Navarra), que acudió a La Campana para asesorarnos el pasado verano, cuando ampliamos el equipamiento de la cocina. Tras varias visitas por motivos de trabajo, nos dijo que le encantaba La Campana y que tenía una hija que quería estudiar Enfermería en la UPNA. En otra ocasión vino acompañado de su mujer, y Lucía fue el último miembro de la familia en conocer la residencia!!
Lucía es una chica alegre, con una mirada dulce y una sonrisa permanente pintada en la cara. Desde siempre supo que quería estudiar Enfermería porque era su ilusión y su vocación. Su gran afición es el pádel, al que ha jugado desde que era muy joven y que abandonó (temporalmente) el año pasado para concentrarse en obtener una buena nota en Bachiller, que le permitiera cumplir su sueño de estudiar Enfermería. Este año lo ha retomado aunque “con calma”, ya que el primer año en la universidad siempre es intenso. Resume su balance de este primer año con una frase: “venir a Pamplona y a esta residencia ha sido genial y he hecho amig@s increíbles”.