Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

Lucía Sánchez

Aparentemente nadie imaginaría que Lucía, una chica estudiosa y tranquila de 2º de Bioquímica, fue gimnasta de primer nivel. ¡Llegó a ganar dos medallas de oro y una de bronce en los Campeonatos de España!! Tampoco es fácil imaginar que después fue bailarina y ahora es ¡capitana de barco! Ciertamente Lucía es una persona muy polifacética. Desde muy niña acudía con su padre al Club Naútico, donde tienen un velero.

Empezó a navegar con 10 años y con 16 años se sacó el título de capitana. En verano da clases a niñ@s de vela, especialmente catamarán, que es su gran pasión. ¡Pero no es la única! Le apasiona también el mundo del Diseño. A sus 15 años pidió que le regalaran su primera máquina de coser. Le gusta mucho diseñar vestuario y no descarta estudiar la carrera en el futuro… Le viene de familia, ya que su madre es periodista de Moda. Dudó entre estudiar Diseño o Bioquímica, pero finalmente eligió la segunda opción ¡y no se equivocó! Le gusta mucho la carrera. En el futuro se ve en el ámbito de la empresa, más que en un laboratorio, le encantaría trabajar en una farmacológica, o en el campo de la genética.

Con la universidad está muy satisfecha. Vino a la UNAV atraída por su prestigio y por recomendación de su madre, que estudió aquí. En la residencia también se siente “como pez en el agua”. Le sorprendió encontrar ¡tant@s estudiantes de Soria! Vinieron a la residencia estudiantes de su colegio, incluso su mejor amigo de Bachiller y ¡su mejor amiga de la infancia! Por si fuera poco, tiene familia en Pamplona. Tiene la suerte de comer todos los fines de semana con su abuela. ¡No se puede estar más arropada! Ella lo agradece, porque se considera una persona tímida, a veces demasiado cortante, precisamente por su timidez. Pero cuando coge confianza es muy amable con tod@s (¡damos fe!).