Markel Aguirre

Markel, nuestro estudiante de la semana, se siente muy satisfecho de la carrera que ha elegido, Enfermería. Sobre todo le gusta la posibilidad de ayudar a otras personas, eso le satisface mucho internamente: “Me siento bien conmigo mismo porque puedo aportar algo bueno a la sociedad”. Tenía claro que el sector sanitario era su campo, pero dudó entre estudiar Enfermería, Fisioterapia o Nutrición. Finalmente se decantó por Enfermería y tuvo claro que vendría a Pamplona, porque le parece una ciudad atractiva y con ambiente universitario. Quería estudiar fuera de San Sebastián por afrontar el reto, salir de su zona de confort, conocer gente, “no estancarse”. No obstante, admite que lleva a Donosti en el corazón y que, por bonita que sea Pamplona, “no es lo mismo”… Ya se sabe, se es de donde se nace, ¡no de donde se pace! Reconoce que le costó adaptarse el primer año, pero ahora se siente muy cómodo en nuestra ciudad, tiene ya un círculo de amig@s en la carrera y en la residencia. Cuando termine los estudios no descarta marcharse a Inglaterra o a Irlanda, por las oportunidades profesionales y por seguir abriéndose a otras realidades.

Se considera una persona sencilla y tranquila, le gusta mucho el fútbol, lo dejó aparcado por centrarse en los estudios, pero le gustaría retomarlo pronto. Está tratando de recuperar la forma y ¡damos fe de ello! porque en estas semanas de confinamiento le hemos visto ¡¡entrenar duramente!!

También toca el piano y le gustan los bailes tradicionales, en concreto la danza vasca, que ha practicado desde la infancia.

Es un chico sereno, discreto, un poco reservado y, sobre todo, siempre amable y educado. Su carácter le ha ayudado a llevar el confinamiento con buen ánimo, ya que es una persona estable y positiva. Le hemos visto muy integrado ¡y muy inspirado en nuestro mural viviente…!