fbpx

Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

Pablo García

San Viernes de reclusión, pero no vamos a faltar a nuestra cita con el Alumn@ de la semana!!  Pablo nos ha enviado una de sus fotos favoritas. Es un amante de la naturaleza, ya está contando los días que le quedan para acabar el confinamiento en Miranda de Ebro y, cámara a la espalda, volver a fotografiar paisajes evocadores.

Sí, la fotografía es una de sus pasiones, cree que a través de una foto se puede contar mucho. Le encantaría recorrer Japón o Islandia con su cámara, ¡viajar es una de sus debilidades! En el medio plazo, quiere hacer una Ruta por los pueblos de España. En su cuaderno anota todos los lugares que ve en documentales o en revistas que le resultan inspiradores, para fotografiarlos algún día.

Su gran pasión, más incluso que la fotografía, es el cine. Le gusta mucho escribir guiones y hacer el montaje, descubrir planos imposibles, crear a través de la cámara: “Siento la imperiosa necesidad de transmitir los planos que imagino y experimentar con el encuadre”. Por eso ve mucho cine, sobre todo de los maestros del encuadre, Kubrick principalmente, pero también cine convencional, porque de casi todo se puede aprender, a veces de la técnica narrativa, o del montaje: “Si está bien hecho, me gusta hasta el cine romántico”.

Tuvo muy claro qué estudiar, hizo el Grado en Cine y Televisión. Y eso que, cuando era niño, quería ser Paleontólogo (“Jurassic Park“ marcó su infancia!!) y después en la ESO quería estudiar Astronomía. Ciertamente ¡¡es una persona con muchas aficiones!! En Bachiller se fue decantando claramente hacia el cine.

Como buen creativo, si le marcan muchas pautas se siente encerrado. Hizo prácticas en una productora y comprobó que no se encuentra cómodo trabajando en publicidad, por ejemplo. ¡Es una opción que descarta totalmente!

En la actualidad está estudiando un segundo Grado, en Animación y efectos especiales, en Creanavarra. Porque llegar a ser Director de Cine es muy complicado, hacen falta contactos, inversión, oportunidad… Y ¡siempre hay que tener un plan B! Y el suyo nos parece bueno. Le encantaría dedicarse al modelado de ciudades y paisajes en 3D, paisajes que él tiene en su cabeza. Reconoce que el dibujo no es su punto fuerte, pero sí imaginar y plasmar escenarios.

Tampoco le importaría trabajar en un estudio de Animación independiente, especialmente japonés, le llama mucho la atención. ¡“La princesa Monokoke” es una de sus obras favoritas!

Los comics japoneneses le entusiasman, por el estilo narrativo y la profundidad psicológica de los personajes. El resto de hobbies de Pablo se deducen fácilmente: ver películas, series de animación, viajar, hacer monte y leer, sobre todo libros de Ciencia Ficción y de Fantasía medieval heroica.

Como persona es bastante sociable. Eso sí, ¡le cuesta entablar relación al principio! Tiene sentido del humor y se considera un poco vago para “las obligaciones”. ¡Sus hobbies le pierden! Le conocemos bien, porque es el “fotógrafo oficial” de la residencia y ¡no nos parece nada perezoso! Quizá porque la fotografía no es una obligación para él y cuando está motivado ¡lo da todo!  Es muy voluntarioso, amable con tod@s y creativo al máximo. Tiene un punto inocente y una naturalidad que esperamos que no pierda cuando el mundo del trabajo lo absorba. Quien cuente con él en su equipo, ¡o en su grupo de amig@s! será muy afortunad@.