fbpx

Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

Shirley Cortés

La estudiante que te presentamos esta semana en nuestra sección Campluser@s por el mundo es… ¡nuestra querida Shirley! que vivió con nosotros durante el curso 2017-18, mientras hacía su Máster en Economía y Finanzas en la @unav.

Shirley reconoce que su etapa en Pamplona no fue fácil, ya que el máster era muy exigente: “Yo había estudiado ambas carreras, Economía y Finanzas, y quería un máster que incluyera ambas áreas y que fuera íntegramente en inglés. La UNAV tenía mucho prestigio y podía ofrecerme lo que estaba buscando. El máster era muy bueno y me aportó ¡alegría y sufrimiento! Como se dice en Ecuador, ¡yo me quemé las pestañas! Sabía que mi estancia en España no era para viajar y divertirme, sino que me iba a requerir mucho esfuerzo, constancia y dedicación. Pero también me aportó muchas satisfacciones. Hice grandes amistades. Y a ustedes (la residencia) les recuerdo con mucho cariño. Tod@s me mimaban mucho. Las personas del equipo de limpieza me traían golosinas cuando me veían triste”.

Ciertamente su paso por Pamplona no fue un camino de rosas. Pudo recibir la visita de su madre, pero durante todo el máster estuvo lejos de su familia, teniendo que afrontar ella sola los momentos de dificultad. Su novio quería visitarla pero no le concedieron el visado, así que estuvo mucho tiempo sin poder verlo. El apoyo que recibió en Pamplona le dio mucha fuerza.

Ahora da gracias por la oportunidad que tuvo: “Cuando miro hacia atrás, no siento más que puro agradecimiento”.

Porque gracias al máster tiene un trabajo que le apasiona, es responsable de los flujos de caja y la tesorería del banco Diners Club: “Es un trabajo de mucha responsabilidad, ¡por mis manos pasa mucho dinero todos los días!”

Su vida ha cambiado mucho: el chico que era su novio cuando estuvo en Pamplona ¡ahora es su marido! Eso sí, echa de menos España. Quería venir hace un año, pero empezó la pandemia y tuvo que suspender el viaje. Cuando pueda, regresará. Y tiene claro qué sitio visitará, sí o sí: ¡Pamplona!