Sofía Buelvas

Sofía estaba muy ilusionada con la posibilidad de hacer un semestre de la carrera en España. Además vendría con su amiga Maria Paula y aprovecharían la experiencia para conocer España y viajar a Italia, un país que le encanta y en el que no le importaría vivir en el futuro. Su sueño se truncó en marzo, cuando la llegada del COVID le obligó a quedarse confinada en la residencia:

“Fue muy frustrante al principio. Pero pienso que todo en la vida sucede por algo. Esta pandemia me ha permitido conocer a personas muy lindas en la residencia, somos ya una familia, y Maria Paula y yo hemos decidido que regresaremos a España el próximo año para hacer nuestro plan inicial. Por otra parte, ¡la residencia es uno de los mejores lugares que se me ocurren para pasar la cuarentena! Compartes la vida con muchas personas y tienes mucho espacio en la residencia”.

No se arrepiente en absoluto de haber venido a Pamplona, aunque haya coincidido con la epidemia. Sobre todo, por las personas maravillosas que ha conocido. Y también por haber podido estudiar en la UNAV, que es una universidad de mucho prestigio.

Sofía está ya terminando el Grado en Comunicación social y Periodismo. Esta haciendo dos especialidades, en Periodismo cultural y Periodismo para el Desarrollo. Le encantaría dedicarse a esta segunda rama, trabajar con las comunidades para mejorar sus condiciones a través de la comunicación, que tiene mucho impacto. También sueña con crear un medio de comunicación independiente junto a cuatro compañeras de carrera, para poder contar la realidad de Colombia, sin que tener que casarse con una ideología política.

Ciertamente Sofía es una persona valiente y emprendedora. Se considera una persona segura de sí misma y muy extrovertida, le encanta conocer nuevas personas y liberarse de prejuicios. Para ella la amistad es fundamental: “Les he echado mucho de menos durante la cuarentena, ¡pero no como para regresar!”. Cuando pise Colombia la primera cara que quiere ver es ¡la de su perro Bruno!, al que extraña muchísimo, casi al que más…