Stefania Sabal

Esta semana nos vamos hasta Venezuela, para conocer a nuestra alumna de la semana, Stefania!! Decidió dejar su país natal para estudiar en España, en parte por la situación que atraviesa su país y en parte porque sus abuelos eran españoles. Pronto tuvo claro qué carrera estudiar, por influencia de su tía, a la que está muy unida, que es arquitecta y se dedica al diseño de interiores. Frente a la opción de estudiar en Madrid o Barcelona, prefirió hacerlo en Pamplona, porque la UNAV ofrecía un doble grado que le pareció muy atractivo, en Arquitectura global e Ingeniería civil. Le encantó la posibilidad de cursar ambas carreras y, sin pensarlo dos veces, acabó en esta pequeña ciudad, tranquila y segura, tan diferente de su Venezuela natal. Entre las opciones de alojamiento, pronto tuvo claro que nuestra residencia era la que mejor se amoldaba a su personalidad. Después de vivir con nosotr@s la primera etapa de su carrera, decidió probar suerte en un apartamento, donde podía tener más autonomía. La aventura fue corta, pronto comprendió que en un piso no tenía la tranquilidad que necesitaba para estudiar, y nos preguntó si podía regresar a la residencia. Aceptamos de nuevo con mucha alegría a nuestra «hija pródiga», a la que tenemos muchísimo cariño (ahora que no nos oye!). No es de extrañar que la apreciemos tanto, porque Stefania es una persona muy amable y educada, reservada y cariñosa. ¡¡Y valiente!! Ya que la suya es una historia de superación personal. Stefania es sorda de nacimiento y, con su esfuerzo y con la ayuda de su madre, ha conseguido, no sólo hablar perfectamente, sino poder comunicarse como cualquier persona que no sea sorda. Quizá por eso le encanta conocer a las personas, saber cómo funciona su mente y relacionarse con ellas. También le encanta leer, es una de sus principales aficiones. Afirma que está muy contenta en Pamplona, y en particular en la residencia, donde ha podido hacer amig@s de muchas carreras y procedencias y donde, según dice, se siente muy acompañada.