portada

Degustación de comida navarra: desde los pastos del Norte hasta la ribera

En la última comida regional celebrada en La Campana decidimos quedarnos en casa. Porque no se puede estar todas las semanas viajando y además ¡¡como en casa en ningún sitio!!

Bromas aparte, celebramos una jornada dedicada a la Gastronomía navarra, en honor a tod@s l@s estudiantes de la zona norte y sur de Navarra que se hospedan en nuestra residencia.

Para abrir apetito, empezamos con una buena ración de espárragos y cogollos de Tudela. No en vano, la zona sur o ribera de Navarra es conocida internacionalmente por sus exquisitas verduras. Tampoco podía faltar otro clásico, compartido con las regiones vecinas: los pimientos de Lodosa, de rojo pasión como corresponde al color de nuestra tierra.

El plato consistente fueron las pochas navarras, o alubias blancas, acompañadas de sus “sacramentos”, como se denomina popularmente a la morcilla y el chorizo que potencia el sabor y el color de las pochas. Y como contrapunto, el ajoarriero, un plato elaborado con bacalao desmigado en salazón, acompañado de tomate, ajos y pimientos.

En una degustación de comida navarra no podía faltar la tradicional chistorra, recién traída de Arbizu.  La chistorra es un embutido semicurado que se prepara con carne de cerdo y que, tras el proceso de elaboración, se seca durante cuatro o cinco días para después envasarlo al vacío. Y como plato contundente, cordero “al chilindrón”, estofado en una salsa compuesta de pimientos, cebolla, tomate, ajo y vino blanco. Es uno de los platos típicos en la cocina de Navarra, Aragón y La Rioja, e incluso de algunas zonas del País Vasco.

La Navarra del norte también quiso estar presente en este menú degustación. Como tierra rica en pasto ganadero, de allí procedían nuestros dos postres, ambos lácteos. Por una parte, la cuajada, un postre originario de Navarra y muy presente en la gastronomía del Norte de España, que se elabora con leche coagulada por acción del cuajo. Se suele acompañar con miel, azúcar o nueces, para conseguir un mayor contraste de sabores. Para finalizar, queso con membrillo y nueces procedente del Valle del Roncal, un paraíso natural enclavado en la muga con Francia y Huesca.

Desde la Campana también quisimos hacer nuestra pequeña contribución a este día tan especial regalando un pañuelo rojo con el nombre de la Residencia. El “pañuelico rojo” es típico de la festividad de San Fermín, que se celebra en la capital navarra del 6 al 14 de julio. Tod@s l@s estudiantes de Navarra recibieron este obsequio y también algún que otr@ alumn@ muy querid@ por el staff, que consideramos ya hij@ adoptiv@ de la tierra.