Una residencia de estudiantes Moderna y Diferente en el  de Pamplona

foto-grupo-ok

Visita histórico-artística al Palacio de Navarra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

Ayer hicimos un acercamiento a la vida política y cultural de Navarra a través de una visita al Palacio de Navarra, sede del Gobierno Foral y uno de los edificios más emblemáticos de Pamplona. El Palacio, de estilo neoclásico, está en pleno corazón de la ciudad, frente al monumento a los Fueros en el Paseo de Sarasate, y haciendo chaflán con la Avenida Carlos III y la Plaza del Castillo.

Temíamos que el plan no saliera adelante, ya que la hora que nos asignaron para la visita (18:00 h.) coincidía con el horario de clase de divers@s estudiantes. Sin embargo finalmente pudimos acudir 19 personas, así que la iniciativa tuvo bastante buena acogida.

La visita fue sumamente interesante. Durante una hora recorrimos los principales salones del Palacio y conocimos las joyas que atesora, desde tapices y retratos de reyes o personajes ilustres, así como elementos decorativos y de mobiliario. Uno de los objetos que más llamó la atención de l@s alumn@s fueron los llamados “secreters”, antiguos escritorios con compartimentos escondidos, donde los monarcas guardaban sus secretos más inconfesables, algo así como las cajas fuertes de la época.

De esta forma pudimos conocer las diversas dependencias del palacio, destacando por su solemnidad el Salón del Trono, adornado con mármoles y terciopelos, que contiene los 32 retratos de los Reyes de Navarra. En la antecámara, el retrato de Príncipe de Viana, de Verdugo Landi, fue uno de los cuadros que más deslumbró por su belleza y envergadura.

No obstante dos de las joyas más valoradas del Palacio las encontramos, como no podía ser de otra forma, en el despacho de la Presidencia: el retrato de Fernando VII, pintado por Francisco de Goya, y un gran tapiz que recoge la batalla de las Navas de Tolosa (1212), una de las escenas históricas principales del antiguo Reino de Navarra. 

También el Salón de sesiones, donde realiza sus reuniones el Gobierno de Navarra, impresiona por su belleza. Las paredes están cubiertas por los frescos pintados por Gustavo de Maeztu, con escenas costumbristas o de la historia de Navarra.
Una vez en el exterior, l@s estudiantes se sorprendieron con las dimensiones de la sequoya gigante, de 40 metros, que adorna el jardín.

En resumen, la visita fue muy instructiva para conocer la historia del Reino de Navarra, el origen de sus fueros y el patrimonio histórico-artístico del Palacio. Hubo muy buen ambiente y tod@s disfrutamos mucho del plan en una tarde primaveral para el recuerdo.